Usted está aquí

Veintitrés años de movimiento

Tino Fernández - Director y Coreógrafo

Hace veintitrés años decidí iniciar en París esta travesía llamada L'EXPLOSE, con la idea de construir un universo donde la danza fuera la punta del iceberg del flujo emocional y donde el movimiento consiguiera hablar de la complejidad del ser humano.

Mi llegada a Colombia fue el encuentro con otra cultura, más cercana a mi España natal que la francesa. Encontré un país exuberante y lleno de contrastes, capaz de generar miles de historias que contar; un lugar donde la gente construía emociones a través del baile, como si el mundo sentimental estuviera escrito en el cuerpo. Descubrí fascinado que la danza estaba en la sangre de esta tierra y sólo había que “codificarla” para volverla manifestación artística. La vitalidad que me daba este país se fue haciendo latente, así como el deseo de hablar del imaginario que se presentaba ante mis ojos.

Las relaciones y los comportamientos humanos han sido el fundamento de mi trabajo, el componente principal de mis obras. El bailarín es quien encarna la particularidad, lo único, que al ser expuesto en escena se vuelve reflejo de una realidad generalizada. A lo largo de estos años, han sido muchos los intérpretes que se han cruzado en mi camino, llenos de energía y ganas de comunicarse con el cuerpo, pero sobre todo con un mundo emotivo rico y complejo, que busca transmitir con cada poro de la piel.

Aunque han sido muchos los artistas que han participado y nutrido mi labor creadora, quiero resaltar la complicidad con Juliana Reyes, dramaturga y directora de teatro, quien ha marcado de forma significativa mi trabajo coreográfico, acompañándome desde hace muchos años como dramaturga en mis creaciones.

Quizá el escenario permite decir todo aquello que en la vida callamos, por lo que cada obra se convierte en una gran confesión sobre la escena. Escogí la danza como principal forma de expresión, porque el gesto pone en evidencia lo innombrable, aquel secreto guardado que sólo puede decirse en silencio.

Prensa: 

Entrevista para la revista "Buenvivir"

Enviado por lexplose el Jue, 01/28/2016 - 23:10
...Danzar es un estado no pensado y un pensamiento en movimiento. Y hacer una coreografía es organizar estos estados y proyectarlos poéticamente en un espacio y tiempo singular. La realidad de la Danza, es la realidad de un cuerpo que que busca hablar del individuo desde su propia cotidianidad, manteniéndola a distancia para, a partir de un hecho estético. encontrar la esencia de sus contradicciones...

¡Frenesí, o la desnudez erótica y lacerante!

Enviado por lexplose el Jue, 01/28/2016 - 23:15
El Espacio, Colombia; Ricardo Rondón - Marzo 10 de 2006 «... ¿Puesta en escena o ritual? Se puede observar desde los dos ángulos. El espectador juzgará al final. Lo único cierto es que sus imágenes desgarradas y su lectura sensual, profunda y erótica, pervivirán en la memoria. ... Tino Fernández hizo realidad este proyecto a partir de la magnífica revelación que le produjo el libro Torero, del afamado fotógrafo bumangués, Ruvén Afanador. De ahí la agresiva coreografía, pero también la sublime y al mismo tiempo soberbia plasticidad que contiene la obra, que incluye ocho bailarines en escena, donde los cuerpos al desnudo, más que narrar una historia, exploran en el territorio del inconsciente. »